Email marketing frente al correo directo. Rapidez y económico.

Cambio del papel a internet.

Cuando, a día de hoy, todo el mundo está usando el email marketing, la idea de seguir utilizando envíos en papel para realizar campañas de información o promoción  parece una locura ¿no? por no mencionar otras cuestiones medioambientales. Aun así, reconozco que hay algunos correos postales que aun me sigue gustando recibir como un cupón de descuento de vez en cuando o algún catálogo concreto, pero son pocos los casos.

La realidad es que el marketing directo no es solo una estrategia en declive, es también una forma costosa de llegar a los consumidores que podrías encontrar online por un coste mucho menor.

Gracias a un artículo de The WebShoppe.net tenemos un gran ejemplo de comparación de precios de la publicidad directa frente al email marketing.


Además de los beneficios de precio, se deben considerar otros factores:

El correo electrónico es rápido. A diferencia de un correo postal que lleva un tiempo más o menos largo en la preparación del arte (una semana aproximadamente) el email marketing puede estar listo para su distribución en cuestión de unas horas. A esto hay que añadirle que el usuario recibe el correo electrónico inmediatamente después de que los hayas enviado pudiendo adaptar el calendario de envíos según las necesidades de marketing. La velocidad del email te permite sacar provecho de eventos, noticias, responder a cambios de reputación y otros factores que pueden afectar a la decisión de compra de sus clientes.

Correo electrónico le permite hacer pruebas. ¿Quieres probar un nuevo mensaje y necesitas resultados rápidos? Piense en el email. A diferencia de marketing directo y sus largos plazos de entrega, el marketing por correo electrónico es una excelente manera de probar y obtener respuestas instantáneas.

Instantánea de valor añadido a cambio de más información. A diferencia de la publicidad directa, puedes utilizar el email marketing para recabar información adicional de tu público. A la gente le resulta más atractivo rellenar un formulario o una encuesta si sabe que va a recibir algo a cambio y, además, ese “regalo” lo va a recibir instantáneamente. Obtener datos de tus clientes, sus comportamientos o preferencias de una forma rápida es algo que una pieza impresa no te puede proporcionar.

A partir de estos datos, no es que haya que rechazar el envío de correos directos ya que para según qué productos o en función de las datos que tengas de tu público (que a día de hoy es difícil no disponer de datos) puede resultar atractivo pero, parece razonable optar por el email marketing. ¿Tú que harías? ¿En qué ocasión consideras que resulta beneficioso el envío de información por correo postal?

 

Mandoo, New Marketing

Deja un comentario

Top