Cómo lograr que la “orquesta” del marketing suene bien.

Los CMO deben hacer un mejor uso de análisis de datos y de la información del cliente para llegar a todos los segmentos de consumidores. Ahora es el momento de tomar la iniciativa

para definir la marca. Esto requiere colaborar con todos los departamentos de su organización. Es complicado, y aunque muchos lo creen en este enfoque, algunos lo hacen de pasando de boquilla.

Nuevos datos sobre la base de una encuesta online de Forrester, en los cuales el 54 se autodenominaban líderes de marketing voluntariamente respondieron que hay cuatro aspectos que en los que deben centrarse:

1. La centralidad del cliente.
Mientras que el 59% de los CMO dicen que su consejero delegado cree en la necesaria centralización del cliente, sólo el 33% tienen un alto nivel de comercialización en el personal responsable de todas las actividades de marketing dentro de la empresa – los medios de comunicación, la mezcla de productos, las ofertas de servicios, formación de ventas – para cada segmento de clientes importantes.

2. Sincronización de los recursos a las necesidades del cliente.
Ciento sesenta y cinco años de gestión colectiva tienen objetivos comunes a través de la empresa, pero sólo el 43% de los encuestados dijo que coordinaban y orientaban las actividades a través de canales o departamentos. La comercialización funcional sigue reinando como objetivo principal del CMO, lo que limita su capacidad para promover objetivos estratégicos más amplios.

3. El establecimiento de una visión unificada del cliente.
Persisten grandes brechas en el conocimiento de los clientes y sólo el 20% de los vendedores tienen herramientas para medir y conseguir el éxito de nuevo a clientes específicos.

4. Diferenciar la experiencia de marca.
Realizar la interacción y las ofertas personalizadas. Las empresas consiguen sacar provecho de la oportunidad de proporcionar una relación perfecta.

El primer paso objetivo para los publicistas es entender dónde se encuentra el modelo de la experiencia de marca. Depende de la OCM a organizarse en torno a los grupos de consumidores o segmentos, dedicando un plan de marketing específico y pasos a seguir para cada uno, y la identificación de dónde colocar los recursos para que satisfaga mejor las necesidades de los clientes. OCM debería introducir herramientas para medir, indicadores clave de rendimiento de los clientes como parte de los clientes o la lealtad.

Lo que diferencia a una empresa es la gestión activa de las interacciones y un personal capacitado, con el poder que ofrece la experiencia de la marca dentro y fuera de la empresa. Lo principal es la alineación en torno a los clientes, la sincronización de la experiencia de marca, desarrollo y uso de información sobre el cliente y la entrega de valor visible. La mayoría de las organizaciones no lo realizan de manera uniforme.

 

Deja un comentario

Top