Email marketing y segmentación.

Nueve de cada diez suscriptores de email aseguran haber cancelado su suscripción, principalmente, porque recibía mensajes con demasiada frecuencia o porque eran repetitivos y aburridos. Cámbialo con la segmentación.

La segmentación ayuda a mejorar la percepción del suscriptor el cual obtendrá un valor añadido sobre el mensaje de la empresa que lo emite y permitirá que mantenga la suscripción, abra el email, haga clic y, posiblemente, se consiga la respuesta esperada que, en muchos casos puede significar la compra del producto.

Para las empresas que hacen email marketing como parte de su estrategia, el principal reto es la pertinencia de los contenidos. Esto es; enviar un mensaje adecuado ofreciendo un valor al su receptor, cubrir una necesidad, solucionar un problema, etc.… a la persona adecuada mediante la personalización del mensaje y una buena segmentación y, por último, en el momento oportuno.

Mediante el uso del marketing de permiso se crea la base de datos de contactos de los que se puede obtener datos por aquello que nos dice directamente al suscribirse, por ejemplo, o bien observando sus comportamientos. No es lo mismo saber que un contacto es de Valencia, mujer y que tiene entre 30 y 40 años que saber que ha comprado un producto dos veces, que abre 3 de cada 10 emails, viaja mucho a Madrid y duerme en hoteles cuando viaja.

Una vez tenemos los datos de nuestro contacto; sabemos que tipo de mensajes abre, cuáles son sus preferencias, que, cuando y cuantos productos compra, es entonces cuando se puede desarrollar campañas segmentadas y totalmente personalizadas. Según Forrester Consulting estas campañas:

  • Mejoran el porcentaje de retención de contactos.
  • Aumenta la satisfacción de los clientes frente a las campaña.
  • Genera hasta 4 veces más ingresos.
  • Multiplicar por 18 los beneficios

En el siguiente cuadro se puede ver un ejemplo del envío de mensajes:

Fuente: ContactLab

Los programas de fidelización vía email que ponen en marcha las empresas funcionan mucho mejor que los emails enviados en masa. El motivo no es otro que el usuario prefiere aquellos mensajes con los que puede conseguir alguna recompensa bien en forma de premio, descuento, promoción, o bien porque le aporta un valor añadido sobre la marca o el producto.

Saber con la mayor concreción posible a quien vas a dirigir tus campañas de email marketing proporciona un nivel de aceptación mucho mayor y una tasa de apertura más amplia que si no se tiene en cuenta la segmentación.

Deja un comentario

Top