Mejora tus newsletter.

Mejora tus newsletter

Newsletter, termino ingles para definir al boletín electrónico, es una página de contenido que se suele recibir de forma periódica y que contiene información, promociones comerciales o publicidad de la pagina web o empresa que la emite.

El destinatario de dicha newsletter debe haber aceptado el envío de información mediante una suscripción voluntaria en la web que emite la información a través de la opción “opt-in” (formulario de captación de email).

OnMailing te da unas recomendaciones para ganar suscriptores y para mantener a los que ya tienes:

  • Explicar bien el motivo por el cual el usuario debería suscribirse a tu newsletter. Es mejor usar una lista de motivos que una redacción sobre los beneficios de la suscripción ya que no hay que dejar que el cliente se agobie con nuestros boletines. Desde luego es importante generar contenidos de calidad, que resulten atractivos a los usuarios.
  • Ofrecer algo gratuito al suscribirse. Puede ser en forma de regalo como, por ejemplo, un ebook, en forma de concurso, de promoción especial por suscribirse, un descuento…
  • Permitir al posible suscriptor acceder a alguna versión anterior de la newsletter o a una recopilación de las mejores newsletter. De esta manera podrán ver si realmente el contenido del boletín les resulta interesante o no.
  • En la página web de la empresa, en los blogs, feeds, post y en cualquier elemento que se tenga en internet se debe añadir un opt-in en un lugar visible para que puedan acceder al formulario de suscripción desde cualquier sitio.
  • No olvides que manejar un buen diseño puede ser la diferencia entre si tus lectores se interesan en primera instancia por tu correo o lo eliminan inmediatamente sin haberle dado una oportunidad a la información.
  • Envía como máximo newsletter una vez a la semana, no es recomendable atosigar a los suscriptores.
  • Inicia la newsletter con un buen titular, un mensaje que capte la atención del lector a primera vista. Cuidado con el subject con el que envíes la newsletter, no escribas palabras que puedan hacer que el sistema la clasifique como spam.
  • Y, por supuesto, más allá de que sea obligatorio por ley, permitir al usuario de forma rápida, sencilla y gratuita poder cancelar la suscripción. Esto generara en los suscriptores la confianza de saber que están ahí voluntariamente y que en el momento que lo deseen puede dejar de recibir los mensajes.

Deja un comentario

Top