Marketing de permiso.

Imagino que vosotros, como a la mayoría de profesionales,  recibís diariamente correos electrónicos de empresas de las que sois clientes o que, de alguna manera, le habéis dado permiso para enviaros esos mensajes. Cuando se es consciente de haber aceptado el envío de información por parte de las empresas de promociones, productos, eventos…estos mensajes no resultan intrusivos en vuestra privacidad, se aceptan, se leen y, en la mayoría de los casos, se mantienen en la base de datos.

Por contra, cuantos emails diarios recibís de empresas que, desconocéis, que conocéis pero no tenéis el mas mínimo interés en sus productos por el motivo que sea, o sobre productos que no necesitáis, o incluso que no usáis (ej. Ropa interior femenina si eres hombre). Ya conocéis como se les llaman a estos correos electrónicos pero por si acaso,esto es el Spam y al hecho por parte de las empresas de realizar campañas de marketing mediante el envío de spam se le considera marketing de interrupción. Concepto contrario al que nos ocupa en esta publicación.

Según el ex vicepresidente de marketing de Yahoo, Seth Godin, el marketing de permiso (permission marketing) es “el privilegio (no el derecho) de entregar anticipadamente, comunicación relevante y personalizada a clientes que realmente quieren recibir esa comunicación”.

Básicamente se trata de obtener el permiso de una persona para poder enviarles información. Los consumidores primero deben dar su permiso (opt-in) en vez de rechazar (opt-out) después de que la publicidad haya sido enviada, es decir, la clave está en ofrecerle un beneficio, el cual no tiene por qué ser un regalo o una oferta, puede ser más información acerca de algo que le interesa. Es decir, el consentimiento se obtiene a través de un intercambio de beneficios. Él da su permiso para que la compañía le envíe información y ésta, a cambio, le da una contraprestación.

Pero, también se ha comprobado que no basta con conseguir el permiso del cliente y conformarse sino que lo importante es mantener una comunicación periódica ya que le va a proporcionar un mejor conocimiento de sus clientes permitiéndole, además, tener actualizadas y activadas sus bases de datos. La clave está en «convertir al desconocido en amigo, al amigo en cliente y al cliente en cliente fiel».

Opt-out, opt-in y doble opt-in son términos anglosajones para describir la forma en que se ha obtenido el permiso o consentimiento del propietario de los datos para que se le envíen comunicados comerciales.

  • En el caso de opt-out, son listas donde se da por supuesto el permiso y es el destinatario quien tiene que, proactivamente, negar su consentimiento.
  • En el caso de opt-in es al contrario. El propietario de los datos tiene que dar su autorización para que sea incluido en la lista.
  • En el caso del doble opt-in el internauta otorga su consentimiento y lo reconfirma una segunda vez. O sea, se registra en el site, luego recibe un e-mail de confirmación que él debe contestar aceptando la incorporación y una vez que lo hace, la inclusión se hace efectiva.

[i] Seth Godin. Autor de siete libros que han sido bestsellers en todo el mundo y que se tradujeron a más de 15 idiomas. Entre ellos se destacan: All Marketers are Liars, Purple Cow, Unleashing the Ideavirus y Permission Marketing. Antes de comenzar su carrera como autor y disertante, Godin fundó la compañía de promociones Yoyodyne y se desempeñó como vicepresidente de Marketing Directo de Yahoo! Se graduó en la Tufts University y obtuvo un MBA orientado al marketing en Stanford Business School.

 

 

 

Deja un comentario

Top