La influencia de los Social Media en la alta dirección de las empresas.

 

Entrar en el mundo 2.0, es ceder parte del control en manos del consumidor.

Algunas marcas conocen ya los riesgos de adentrarse en el universo de las redes sociales.Es el miedo a perder el control sobre su propia marca, lo que les hace caminar con pies de plomo.

En la nueva era digital y social, las marcas ya no esperan a que las ideas que transmiten sean aceptadas o rechazadas por los consumidores sino que la dirección de las marcas es colaborativa, es decir, las marcas proponen una idea al cliente en los social media y en base a las reacciones generadas, se estudian posibles cambios que supondrán una mejora de la idea.

Por tanto las marcas deben de tener en cuenta que es lo que se dice sobre ellas, cual es el contenido que generan y gestionarlo de la mejor forma posible.

Los Social Media generan cantidad de información que no siempre resulta fácil de manejar. Las marcas deben de tener en cuenta que es lo que les interesa para poder medir sus acciones. Se deberán de gestionar los clics, los tweets, el tiempo que permanece el usuario en la web etc.

La gestión de los media aportará a la marca cantidad de información sobre los diferentes perfiles de cliente tanto cualitativa como cuantitativa. Así pues, el análisis cualitativo de las menciones de la marca en las redes sociales es muy complejo ya que no siempre es posible la segmentación de contenidos y la información proporcionada por el consumidor ‘’los comentarios’’ no llegan a ser transparentes, pues muchas veces se ven influenciados por factores ajenos llegando a ser irónicos, recargados de sarcasmo e ambiguos.

Las herramientas de monitorización online no son perfectas y no todas se pueden ajustar a las necesidades especificas de las marcas. Para lograr una buena sinergia entre estas, las empresas deben de hacer un esfuerzo para adaptarse a las nuevas herramientas y así poder adecuarlas a las necesidades de la compañía.

Deja un comentario

Top