En el marketing para mujeres, las marcas tropiezan siempre en las mismas 6 “piedras”

 

Trazar una línea indivisible entre el marketing para hombres y el marketing para mujeres no es siempre la mejor estrategia para conectar con el consumidor, pero en ocasiones esa frontera puede convertirse en una aliada para las marcas.

Si el marketing para hombres no es sencillo, tampoco lo es el marketing para mujeres, un territorio plagado de trampas en las que las marcas parecen empeñadas en caer una y otra vez. Un reciente estudio deThe Heart Link Women´s Network las pone al descubierto:

 

1. No hablar directamente a las mujeres
Para conectar realmente con el público femenino, las marcas deben tomarse un tiempo para entender qué piensan y sienten realmente las mujeres. Tienen que aprender a detectar los productos que se adaptan mejor a sus necesidades y huir de los estereotipos.

 

2. Dar por sentado que las mujeres piensan igual que los hombres
Que las mujeres piensan diferente a los hombres no es sólo una frase hecha, sino un hecho probado científicamente. El lóbulo frontal, el área cerebral responsable de la resolución de problemas y la toma de decisiones, es mayor en las mujeres que en los hombres. Como también lo es el córtex límbico, la región del cerebro que regula las emociones. Ello implica que, a la hora de comprar, las mujeres son mucho más emocionales que los hombres.

 

3. Etiquetar a las mujeres por su edad
Más que en su edad, las marcas deben fijarse en el estilo de vida de las mujeres. Hoy en día, la mujer es muy diferente de cómo lo era hace diez años y no está encasillada necesariamente en su edad biológica. Puede tener 50 años y tener la mentalidad y las mismas necesidades que una mujer de 30 años.

 

4. Subestimar a las mujeres maduras
Cuando las marcas condenan al ostracismo a las mujeres de más de 40 años, se olvidan de que son un grupo de edad con cada vez mayor peso demográfico, de que los salarios más elevados son los de las mujeres de entre 45 y 54 años, y de que el número de usuarias de Facebook de más de 55 años aumentó un 175% en los últimos seis meses.

 

5. Pasar por alto el tiempo que las mujeres invierten en internet
En internet, las mujeres son las “reinas”. Según datos de ComScore la mayor parte de usuarios de las redes sociales son mujeres e invierten un 30% más de tiempo en estas plataformas que los hombres.

 

6. Olvidarse de la diversión
Las mujeres llevan sobre sus espaldas muchas responsabilidades. Por eso, agradecen a las marcas que ponga una chispa de humor y diversión en los mensajes dirigidos a ellas.

 

Deja un comentario

Top