Publicidad móvil ¿Aceptada o rechazada por los usuarios?

Los teléfonos inteligentes constituyen, sin lugar a dudas, el soporte con mayor potencial en la actualidad. Se trata de una herramienta que nos acompaña durante todo el día, allá donde vayamos,  a la que recurrimos en busca de información, así como recurso para el entretenimiento, además de aprovechar su valioso potencial como medio de comunicación instantánea. Por tanto, la publicidad móvil será efectiva.

Ante esta realidad, las marcas no podían dejar pasar la oportunidad de explotarlo a nivel publicitario, insertando sus campañas de publicidad online, en un formato semejante al que ya utilizaban para la web (banners y anuncios de texto principalmente). Pero  ¿qué piensan los usuarios de la publicidad móvil?

Según los últimos datos ofrecidos por InMobi, los usuarios  ya se han acostumbrado a ella y la consideran otro tipo más de publicidad, como la que  encuentran en la web o en TV. De su encuesta, realizada entre 15.000 usuarios móviles, se desprende que 6 de cada 10 participantes ya asume la publicidad móvil como algo cotidiano.

Además, el estudio refleja una influencia significativa de este tipo de publicidad en el proceso de compra.
El 75% de los encuestados reconoció haber descubierto algún producto nuevo gracias a la publicidad móvil.
Un 46% indicó que había comprado algo a través de su smartphone. Este tipo de publicidad también repercute en las compras offline, un 45% reconoció que había tenido en cuenta algún anuncio que había visto en su móvil a la hora de comprar en una tienda física. La publicidad en APPS es la más representativa reconocido  por el 54% de los usuarios; por su parte, el 40% se percató de este tipo de contenido al utilizar su buscador habitual, un 27% en las tiendas online y un 23% en un portal de vídeo.

Sin embargo estos datos  chocan  con las conclusiones extraídas de otros estudios realizados por Direct Marketing Association, AYTM Market Research y YouGov donde se destaca el hecho de que los usuarios se sienten molestos con la publicidad móvil: cerca de la mitad de sus encuestados (46,8%) expresó que la publicidad móvil le resulta molesta, mientras que para un 27,3% es intrusiva. Incluso el 42,8% indica que nunca ha  hecho clic en alguno de estos anuncios.

Los propios estudios no se ponen de acuerdo.  El smartphone es un dispositivo de uso personal, casi íntimo, por lo que el tipo de comunicación que las marcas deberían diseñar para él habría de ir en la misma línea. No se trata de invadir su espacio personal, sino de generar un contenido que atraiga al usuario. Esto podrían conseguirlo con acciones personalizadas, que capten su atención, centradas en sus intereses y ofreciendo cierto valor añadido, más allá de la propia oferta.

 

Mandoo, New Marketing

Deja un comentario

Top