Marketing directo, cuatro claves para triunfar en los buzones

Parece que el mundo digital está dejando a un lado lo físico. Cada vez se habla más del marketing a través del correo electrónico y se tiene menos en cuenta el correo físico como vía para la publicidad.
Existen cuatro desafíos que los marketeros deben tomar en cuenta para garantizar la eficacia del marketing directo a través del correo físico en un mundo multicanal.

La personalización.
El correo debe ser interesante a nivel personal. Para ello se debe conocer al cliente, sus gustos y preferencias.La publicidad personalizada pretende mejorar la experiencia con el correo, ya que nadie se para a leer lo que se considera correo “no deseado”.

Llevar a una acción.
Para ello se han de reducir el número de pasos que el consumidor potencial tiene que seguir para efectuar una compra o establecer un contacto con una empresa. De esta forma el correo físico adquiere mayor valor. Una de las claves en el momento actual es la adaptación de los correos al mundo móvil gracias poe ejemplo a la incorporación de códigos Qr.

La funcionalidad.
A través del empleo de la tecnología, el correo físico debe poder interactuar con los dispositivos móviles o con la pantalla de un televisor conectado a internet. Si se trata, por ejemplo, de un correo de un restaurante, el receptor debería poder hacer una reserva a partir del mismo con su teléfono inteligente.

La creatividad.
Es otro de los desafíos para el marketing directo a través del correo y uno de los puntos más importantes.  Una pieza única en su buzón no compite contra internet o contra la televisión, sino con el resto de imputs que haya recibido ese día.  Para ello la creatividad es fundamental ya que puede ser la clave que nos haga leer o rechazar ese correo, además nos diferenciará de otros.

 

Mandoo, New Marketing

Deja un comentario

Top