Los códigos QR en tu estrategia de marketing

Los códigos QR  han estado circulando en el mercado durante años, de hecho su creación se remonta a 1994.

En la actualidad se posicionan como una interesante herramienta de marketing, orientada a brindar información de interés para el consumidor, que motive su decisión de compra y dote de interactividad su relación con la marca.

En este sentido, a continuación presentamos cinco reglas básicas que asegurarán una correcta integración de los códigos QR en nuestras estrategias de marketing:

Considera tu target

Ten en cuenta si el perfil de tus clientes es el de personas orientadas a la tecnología, si son usuarios frecuentes del móvil y si tienen disposición para adoptar nuevas formas de acceder a la información de una marca o producto. Esto no quiere decir que el uso de QRs esté restringido a un público en particular, pero si es cierto que hay targets más receptivos ante este tipo de acciones como el público más joven.

Considera tus objetivos de marketing

Las acciones con códigos QR deben atender a nuestros objetivos de marketing, no se trata de poner códigos QR para parecer más innovadores, sino de lograr que la acción cumpla con nuestros objetivos de marketing. Ya sea atraer clientes a nuestro punto de venta, dotar de interactividad la experiencia de compra ofreciendo información adicional acerca de un producto o premiar la fidelidad de nuestros clientes vía ofertas o cupones.

Dale importancia al contexto

Una vez definidos los objetivos de la acción es necesario pensar en el contexto.
Los códigos QR deben situarse en lugares propicios para el escaneo. Siempre se debe dar tiempo al usuario para sacar su teléfono y escanear el código, de ahí que sea poco recomendable situar los códigos QR en vallas, buses o vehículos en movimiento.

El contenido es la clave del éxito

Ofrecer contenidos de interés para los clientes es crucial para el éxito de las acciones con QR. Es preciso brindar información realmente útil como las tiendas más cercanas o las características del producto y debe tenerse en cuenta que el valor no siempre proviene de recompensas económicas como cupones o promociones, sino de la utilidad de la información para el cliente.

Todo el contenido debe ser accesible. Los minisites móviles a los que se redirije al usuario al escanear el código QR deben ser visibles con calidad en cualquier tipo de smartphone. Redirigir un QR a una web no optimizada para móviles resulta en una mala experiencia de usuario y en una mala reputación para la marca.

Motivar al usuario a participar en la acción

De nada vale una buena acción si no se consiguen escaneos.  Debes motivar el escaneo dejando claro qué ofreces y por qué alguien debería escanear tu QR y ofrecer un mensaje conciso, claro, directo, contextualizado y sobretodo útil para el usuario.

Todos estos pasos pueden parecer complicados, sin embargo, puedes valerte de una herramienta especializada en la creación y gestión de campañas con QR, como Promobi. Allí además de crear un mini- site móvil y un QR personalizados podrás contar con estadísticas de escaneo que darán feedback a tu acción y te permitirán medir con eficiencia sus resultados.

Mandoo, New Marketing

Deja un comentario

Top