Los 5 mandamientos de los marketeros para 2013

Comienza 2013 y es el momento de dejar atrás los malos hábitos y hacer una lista de buenos propósitos para el año nuevo.
¿Qué malos hábitos deberían desterrar los marketeros durante los próximos doce meses?  Hay al menos cinco cosas que todo marketero debería jurarse a sí mismo no repetir en el nuevo año que comienza.
Crowdshifter.com las enumera a continuación:

1. No haré promesas que mi marca no puede cumplir
Las mentiras piadosas,  adornos y promesas que no se sostienen deben ser desterradas de una vez por todas por los marketeros. En su lugar estos deben proponerse hacer promesas realistas y mejorar la calidad de los productos y servicios de su marca. Los consumidores están hartos de ser engañados por las marcas y no dudan a la hora de hablar de ello con sus amigos. Decepcionar al cliente ya no es opción para los marketeros.

2. No veré a mis clientes como un simple medio para alcanzar un fin
Los clientes no son números, son personas con las que las marcas se relacionan. Los social media están ayudando a las marcas a humanizar sus negocios, por lo que los marketeros necesitan también una pizca de humanización. El valor está en las relaciones, no simplemente en los números.

3. No fingiré que no hay ROI en las comunicaciones sociales
Todo lo que hacemos tiene un impacto, bueno o malo, que puede medirse. Puede que este impacto no pueda traducirse siempre en dinero, pero aun así puede medirse. La clave está en identificar el área de nuestro negocio en la que el impacto tiene lugar y medir el ROI en función de dicha área. ¿Hemos conseguido ahorrar tiempo en el servicio de atención al cliente? Ése es nuestro ROI. ¿Hemos logrado desarrollar nuevas ideas? Éste es nuestro ROI.

4. No alardearé de métricas insignificantes
¿Fans, likes, followers? Estas palabras no dicen nada desde el punto de vista de las métricas. ¿Aumento de los contenidos compartidos, mejora en la percepción de la marca? Estas palabras sí tienen mayor sentido a la hora de hablar de las métricas. Hay que dar un contexto a las métricas para que éstas tengan realmente sentido. “X nos ayudó a conseguir Y, que repercutió en Z”. Si estamos midiendo algo que nos proporciona en realidad ningún dato sobre lo que funciona o no funciona, entonces ¿por qué lo medimos?

5. No ignoraré los sentimientos de la gente hacia determinadas acciones de marketing
La gente odia los banners y los pop-ups.  Sin embargo, los marketeros siguen apostando por ellos como acciones de marketing. Continúan empeñados en ir a contracorriente del consumidor. De cara al año nuevo los marketeros deben comprometerse a dejar de hacer cosas que la gente odia y, en su lugar, empezar a hacer cosas que la gente sí ama.

Mandoo, New Marketing

Deja un comentario

Top