Inbound marketing, marketing de atracción o la técnica del embudo

imboud marketingLa técnica del embudo se generó como respuesta a una tendencia que se estaba produciendo en la cual, los clientes son los que buscan a las marcas y no al contrario, ante esta realidad se crean estrategias no intrusivas  y que de forma consentida muestra los productos a los clientes.

La técnica del embudo se basa en tres elementos principalmente: SEO, marketing de contenidos y social media marketing, que trabajan de forma coordinada y forman parte de una estrategia global en la que se combinan todas las accionestécnicas y canales de comunicación  para mejorar la reputación de la marca y poder conseguir los objetivos previamente definidos.

Ya sabemos en qué consiste la técnica del embudo, ahora definamos la estrategia para que se lleve a cabo en 5 pasos:

PASO 1  Técnica de embudo: “Establecer un plan”

En este primer paso se establece toda la estrategia de la técnica del embudo, definiendo las acciones SEO a realizar, un plan de marketing de contenidos y las actuaciones social media, todo ello con el fin de obtener notoriedad de marca y ofrecer conocimiento del producto. Estas acciones serán las que harán de base del resto de actuaciones.

PASO 2  Técnica de embudo:“Conseguir alcance y repercusión”

En este segundo paso empezamos a ejecutar las acciones planificadas y lo primero será buscar alcance y repercusión a través de los principales buscadores y después, la puesta en marcha de las estrategias en social media mediante la participación en las redes sociales que mejor se adapten a nuestra identidad como marca y al público objetivo de nuestros productos.
Una de las claves de esta fase es medir y controlar los links internos para favorecer el SEO, el número de seguidores en las redes sociales, y los visitantes a la web o blog corporativos.

 PASO 3 Técnica de embudo: ”Actuar”
Ya hemos conseguido atraer al usuario a nuestra web y por tanto debemos conseguir su conversión a lead (cliente potencial) es la hora de pasar a la acción, es el momento en el que puede producirse la decisión de compra. Para conseguirlo nuestros contenidos deben ser relevantes, atrayentes, que ofrezcan experiencias  y sobretodo debemos dejar abierto el canal de comunicación con el usuario para futuros contactos. El objetivo es conseguir que los visitantes de la web o blog corporativos se conviertan en leads (clientes potenciales).

La medición en esta tercera fase se debe basar en el engagement conseguido: contenido compartido, comentarios, likes.…  Por otro lado también es importante controlar el tiempo de permanencia del usuario en la web o blog corporativos.

PASO4  Técnica de embudo:“Conversión”

Ahora es el momento de convertir al lead en cliente y se produzca la compra por parte del usuario, entra en acción el
e-commerce. Se tienen que poner a disposición del cliente todas las herramientas necesarias para facilitar los procesos de compra durante el proceso y después para que el cliente tenga una experiencia de compra satisfactoria (atención al cliente).
La medición en esta fase es fácil de adivinar pues está relacionada con las ventas: ventas producidas, ingresos..

PASO 5 Técnica de embudo: ”Engagement”

Al final del proceso se debe producir el engagement del cliente. Un cliente satisfecho es la clave y por tanto estaremos en disposición de que se produzca la repetición de compra, y además de que este cliente sea el inicio de otra acción de marketing muy importante: “el boca a boca“.

Deja un comentario

Top