Halloween hasta en el marketing

Los zombis, los míticos muertos vivientes, pueden tener un gran impacto en el argumento de las películas de terror y son también una excelente idea como disfraz de Halloween. Pero zombis no hay sólo en las películas de terror y en Halloween. Estas criaturas merodean también las estrategias de marketing de las empresas, tanto grandes como pequeñas.

 

Marketing en Halloween

 

En el universo del marketing, los zombis son equivalentes a tácticas y técnicas pasadas de moda, inefectivas o simplemente inútiles que impiden el progreso de las empresas a las que acechan.

 

Se enumeran a continuación los tres principales zombis que, según Bill Lee, acechan actualmente las estrategias de marketing de las empresas:

 

 

Zombi 1: Intentar convencer al consumidor de que haga negocios con la empresa

 

En la nueva era 2.0, el consumidor está más informado que nunca y tiene a su disposición múltiples fuentes de información independientes para tomar sus decisiones de compra. Gracias a las redes sociales, el consumidor puede además pedir consejo a otros clientes que han utilizado previamente el producto que él está interesado en comprar.

En este sentido, las viejas estrategias de marketing basadas en la persuasión y la manipulación del consumidor han pasado a la historia y están condenadas inevitablemente a morir.

Si quieren sobrevivir, las marcas deben dejar de acosar al consumidor para interactuar con él e intentar que sea éste el que venda por ellas sus productos y servicios. Se trata de crear consumidores felices que estén encantados de ejercer de “embajadores” de las marcas.

 

 

 

Zombi 2: Dividir el presupuesto de las campañas de marketing en compartimentos estancos (publicidad, social media, relaciones públicas, marketing directo, etc.)

 

Tradicionalmente, los presupuestos de marketing se asignan dividiendo los diferentes soportes en compartimentos estancos y volcando la mayor parte del dinero en el medio que a priori parece más robusto. Durante las últimas décadas, ese medio ha sido la televisión.

Sin embargo, está manera de abordar los presupuestos de marketing está reñida con el nuevo enfoque dirigido a convertir el consumidor en “embajador” de la marca.

La pregunta “¿en qué medios debemos invertir?” que hasta ahora han venido haciéndose los “marketeros” debe ser sustituida por esta cuestión: “¿a qué consumidores que ejercen de embajadores de la marca debemos apoyar a través de los canales adecuados para conectar con ellos y otros clientes potenciales?”.

 

 

 

Zombi 3: Aplicar tácticas de marketing tradicionales a los social media

Hoy por hoy, sigue habiendo marcas que diseñan campañas para los social media que interrumpen deliberadamente al consumidor y que siguen recurriendo a los “vestigios” del marketing tradicional.

Los social media no están diseñados para importunar al consumidor sino para otorgar al consumidor del poder replicar su experiencia como comprador de una determinada marca en sus comunidades locales.

 

 

MANDOO

 

 

Deja un comentario

Top