Aspectos a tener muy en cuenta en las redes sociales

aspectos rrss esp

Aunque seguro que ya habrás leído mucho acerca de lo que debes hacer en las redes sociales para obtener un máximo de efectividad, también es importante saber qué es lo que no debes hacer bajo ningún concepto.

Hablamos de errores tan evidentes como fáciles de evitar. Todo depende del uso de la intuición y del sentido común, y de que seas realmente consciente de que estás representando a una marca. Es muy importante que tengas en cuenta que, con cada paso que das en tu perfil, estás transmitiendo la filosofía corporativa de la marca.

1.- El principal error que cometen muchas empresas es el de no escuchar de una forma efectiva a sus usuarios. Las redes sociales son un lugar para la conversación, donde continuamente se produce el diálogo e intercambio de impresiones e información. Por tanto, conviene que escuches activamente todo lo que sucede a tu alrededor, con el fin de conocer mejor a tu público objetivo.

2.- La universalidad puede herir sensibilidades. Cuando emites un mensaje, te diriges a un amplio público, a un conjunto de personas de muy variada índole. Es importante cuidar el tono del mensaje, la temática y la idea a trasmitir.

3.- No cuentas con recursos suficientes para desarrollar una estrategia efectiva. La  gestión de la presencia online requiere de inversión, tanto en tiempo como en dinero y recursos humanos.

4.- Las redes sociales no son gratis, ni conseguirás resultados de un día para otro. Se trata, sin embargo, de una carrera de fondo: un trayecto largo donde debes transmitir tiempo y esfuerzo, así como grandes dosis de paciencia.

5- Tus acciones se reducen única y exclusivamente al ámbito 2.0. Las redes sociales son una gran herramienta de comunicación, pero no tienen por qué trabajar en solitario, de hecho es contraproducente… tu estrategia de Social Media debe formar parte del plan de marketing de la empresa.

6.- No tienes capacidad de reacción. En las redes sociales, la actividad se desarrolla a un ritmo frenético, lo que implica que debes permanecer alerta. En cualquier momento puede surgir la oportunidad de impactar con tu mensaje, y has de estar atento.

7.- Piensa dos veces antes de publicar. Ten presente que lo que en un arranque de creatividad puede sonar muy atractivo, si no lo meditas puede convertirse en un notorio fracaso.

8.- Las redes sociales no sirven directamente para vender. Es cierto que hasta ahora ninguna empresa centra su volumen de facturación en los pedidos que llegan de Facebook, pero ello no significa que debas desechar el potencial de las RRSS para convertir a tus seguidores en clientes.

9.- No subestimes el poder de las redes sociales. Una mala experiencia del cliente, transmitida a través de las redes sociales, puede dañar seriamente la reputación de tu marca.

Mandoo, New Marketing

Deja un comentario

Top